Saltar al contenido

5 Tips Para Aprovechar al 100% Tu Tiempo [Productividad Artística]

Zayk Mov Neuropsicóloga de formación y melómana de corazón

Aplico la neuropsicología a la industria musical en diversos proyectos desde hace 7 años. Si quieres conocer mejor tu cerebro y sobresalir, puedes suscribirte a mi newsletter.

¿Notas que “siempre vas a tope” y que aun así se te quedan cosas importantes en el tintero?

¿Eres de los que piensan que los días deberían tener 48 horas? Entonces presta atención a este artículo.

Saber organizar el tiempo es esencial para conseguir objetivos y, cuando se trata de profesionales musicales, este Time Management cobra una importancia especial; ¿por qué?

Porque además de tener que compaginar el tiempo con amigos, familia o pareja, muchos artistas os veis obligados en la primera etapa de vuestra carrera a superponerla con estudios o trabajos.

Por eso, para que el proyecto no acabe causando un desastre en vuestro entorno y en vosotros mismos, es necesario aprender a exprimir al máximo las 24 horas del día. Hoy vamos a ver 5 consejos de productividad artística que te ayudarán.

 

1 | TRABAJA EN LO IMPORTANTE PARA TU PROYECTO

¿Sabías que cada ser humano (incluido tú) pierde cada día 3 horas de su tiempo?

Y por perder no solo me refiero a mirar Facebook, jugar a la Play o ver un programa de televisión.

Perder el tiempo es todo aquello que no sea darle el mejor uso posible a ese tiempo. Eso significa que puedes estar trabajando en tu proyecto musical y aún así estar perdiendo el tiempo.

¡¿Cómo es posible?!

Es posible porque no estás haciendo la tarea más importante que podrías estar haciendo en ese momento.

Hagamos un ejercicio: Piensa cuál es la siguiente meta de tu proyecto, por ejemplo, cerrar una gira para el mes que viene.

Ahora plantéate los pasos que tienes que dar para conseguirlo. Pues bien, tus tareas deberán ser las que te llevan de tu punto actual (A), en el que no tienes fechas, a la meta que has elegido (B), que es tener la gira cerrada el mes que viene.

Entremedias surgirán posibilidades de hacer otras tareas que están relacionadas con el proyecto (aumentar seguidores en las redes sociales, mirar una guitarra nueva o elegir el outfit para los directos).

Pero…¿son esas cosas las más importantes para conseguir tu meta?

Si la respuesta es negativa, hacerlas en este momento sería una forma de perder el tiempo.

 

2 | ACABA LAS TAREAS IMPORTANTES

¿Cuánto tiempo llevas retocando esa canción, ese contrato, esa portada, esa web, o ese plan de marketing? Seguramente más tiempo del necesario. Existe una gráfica en Time Management que define perfectamente esta situación.

productividad artistica

Esta simpática curva ilustra que el valor de una tarea no aumenta proporcionalmente al tiempo dedicado, sino que sigue una curva en S.

Pasado un primer momento en que entregar el resultado sería una verdadera chapuza, la tarea empieza a aumentar su valor según le dedicamos tiempo.

5 Tips Productivos Para Artistas Con Ganas de Crecer

Ahora bien, llega un momento en que, por mucho tiempo que añadamos, la tarea ya no está aumentando prácticamente de calidad. Seamos prácticos. Reconozcamos cuando estamos dedicando demasiado tiempo a mejorar algo que ya está bien, y pasemos a lo siguiente.

 

3 | ORGANÍZATE CON TIEMPO

¿Cuántas veces has entregado una tarea el martes cuando tenías de plazo hasta el viernes? ¿Jamás? Bienvenido al club de Pareto.

El sociólogo Pareto ya se dio cuenta hace cosa de un siglo de que el tiempo, como muchos otros recursos, no tiende a distribuirse de manera uniforme, sino que tiende a acumularse. Te lo explico rápido con un pequeño ejercicio. ¡Atiende!

Si un lunes nos piden que para el viernes hagamos una tarea que sabemos que nos llevará 1 día realizar ¿Qué día haremos la mayor parte de la tarea?

 

Seguramente el jueves, ¿Verdad? Vale, pues vamos a poner en una gráfica esta distribución del peso de la tarea:

productividad artistica

Sería algo así, ¿Verdad? Iríamos dando pequeñas pinceladas durante la semana, pero el grueso de la tarea se concentraría el día antes de la entrega. Pues permíteme decirte que esta forma de organizar tu tiempo tiene un par de problemas importantes:

 icon-bolt Vas a pasar toda la semana pensando tengo que terminar esto para el viernes, y así la dichosa tarea estará ocupando “memoria RAM” en tu cerebro durante 5 días.

  El ser humano es bastante malo calculando el tiempo que le llevará hacer una tarea. Por ello, seguramente el jueves, metido en faena, te darás cuenta de que tendrás que dedicar más horas de las que esperabas, alterando tus planes y tu humor.

Ahora que te he presentado a Pareto y sus dificultades ¿Por qué no te propones vencerlo? Organízate para hacer el grueso de la tarea antes y, sobre todo, reserva un tiempo extra para imprevistos. Verás qué cambio.

4 | ¡CONCÉNTRATE HASTA EL FINAL!

“Voy a centrarme en acabar este trabajo. Uy, espera, que parece que tengo un Whatsapp. Quizá es importante”

¿Te suena esta historia? ¿Sí? Pues tengo una mala noticia para ti.

Cada vez que interrumpes una tarea, pierdes dos cosas: el tiempo en el que hiciste otra cosa, y un tiempo extra que tu cerebro tardar en retomar el hilo de pensamientos.

Siguiendo el ejemplo anterior, después de leer el Whatsapp que te hizo interrumpir la tarea, dejarás el móvil y tu cerebro necesitará volver a centrarse: ¿Qué estaba haciendo? ¿Por dónde iba?  ¿Y cuál era esa idea tan interesante que estaba pensando?

Todas estas reflexiones suponen una pérdida de tiempo que, si las interrupciones se acumulan, sumarán una significativa cantidad de minutos al día y nos harán perder buenas ideas. ¿Cómo evitarlo?

  1. Si tu problema es el móvil, es mejor que alejes la tentación durante la realización de la tarea. Ponlo sin sonido, boca abajo y fuera de tu vista. Consúltalo solo entre tarea y tarea. Y tómatelo en serio.
  1. Si tu problema es la acumulación de pestañas en el ordenador, saca la tarea que estés realizando a otra ventana nueva, y apaga el sonido. Así no verás ni oirás las notificaciones que van llegando hasta que tú decidas.
  1. Es posible que tu problema esté relacionado con la trampa de la actividad. Esta expresión hace referencia a que hay tantas cosas en que trabajar cuando entramos a trabajar que nos ponemos a trabajar sin planificar el trabajo (valga la redundancia). Esto es un grave error con el que solo conseguirás ir rebotando como una pelota de urgencia en urgencia, y te quedarás sin tiempo para lo importante: dirigirte a tu meta (B). Para evitarlo, antes de encender el ordenador, pon un folio a tu lado, programa en él tu día, y cúmplelo. Solo después de haber hecho esto, enciende el ordenador y empieza a trabajar.

 

5 | NO ESCUCHES MÚSICA MIENTRAS TRABAJAS

Un profesional de la música que escucha música mientras trabaja, puede tardar más tiempo en realizar una tarea.

Esto quizá suena paradójico, cruel y chocante, pero tiene una base neurológica clara. Un oyente medio escucha la música con el hemisferio derecho. Esto significa que la procesa de manera global, sin analizarla, y puede llegar a centrarse en otra tarea mientras escucha un tema (más o menos)

Los profesionales de la música, sin embargo, sufrís una “deformación profesional”, ya que no os limitáis a escuchar música: la descomponéis, analizáis y valoráis. Por eso vuestro cerebro procesa la música con el hemisferio izquierdo, y este trabajo extra del cerebro compromete mucha de la atención que se puede prestar a otra tarea.

En resumen: o no estás escuchando lo que está sonando, o no estás haciendo bien tu tarea. Tenlo en cuenta.

Una posible excepción a esta regla son las tareas automatizadas como conducir, firmar papeles u organizar tu escritorio que, como no requieren apenas atención consciente por vuestra parte, permiten prestar atención a la música.

Existen mil maneras de mejorar el empleo de tu tiempo, pero estos 5 tips son una buena manera de empezar. Síguelos y ser artista de impacto estará más cerca cada día.