fbpx Saltar al contenido

5 Trucos de Neuromarketing a la Hora de Vestir en el Escenario

trucos-de-neuromarketing

Este post ha sido aportado por Isabel González, una de las grandes expertas en España y Latinoamérica en materia de Neuromarketing aplicado a los negocios.

Dani Aragón
Creador de Musicalizza.com

Muchos artistas cometen el error de pensar que su vestuario no importa en el éxito o fracaso de su concierto, o lo que es peor, de su carrera musical.

Sin embargo, la ropa que utilizas brinda una imagen de ti a los demás que puede llegar a ser inadecuada, si no tienes en cuenta ciertos detalles a la hora de vestir en el escenario.

Un artista no es solo un profesional con creatividad, es mucho más que eso. Es un líder y como tal debe mostrarse ante los demás.

Sin embargo, la ropa que vistes no solo determina la forma en la que te perciben tus seguidores sino también, el modo en el que tú mismo te ves.

Un estudio llevado a cabo por Barbara Fredricson, profesora de la Universidad de Carolina del Norte, descubrió que los resultados de una prueba de matemáticas eran diferentes en función del tipo de ropa. Cuando vestían traje de baño, tenían resultados más bajos que cuando llevaban puesto un jersey. ¿Increíble verdad?

Y no solo eso, la reconocida revista Journal of Sport and Exercise Psychology, publicó un estudio que revelaría la importancia de escoger rojo o azul para la prenda deportiva. ¡En comparación con los deportistas azules, los que llevaban la equipación de color rojo estaban más motivados y eran capaces de levantar bastante más peso que el otro grupo!

A continuación analizaremos 5 trucos de neuromarketing a la hora de vestir en el escenario, que van a ayudarte a mejorar el enfoque de tu marca personal.

1. Define una imagen coherente con tu estilo

El timbre de voz y la técnica vocal son dos factores imprescindibles para el cantante. Pero a veces, todo ese talento se echa a perder cuando la imagen en el escenario no es coherente con su estilo de canción.

A priori puede parecer un concepto complejo, pero es muy sencillo si te detienes un momento a reflexionar sobre él.

Supongamos que tu estilo musical es la balada y tu objetivo, conseguir captar la atención de la audiencia hasta el punto de que tu canción resulte emocionante e inolvidable.

En ese caso, deberías hacer uso del arquetipo del “mago”, aquel que es capaz de conquistar los corazones en base a la emoción.

Para ello, las prendas de vestir más adecuadas son aquellas que tienen una base de color oscura como el negro o el azul marino, nunca en manga corta. Puedes optar por dar una pequeña vuelta a las mangas y dejar entrever la piel para los momentos de máxima emoción en la canción.

 

2. Los tejidos brillantes, sólo en ciertas ocasiones

Los estampados brillantes distraen al público y lo motivan a disfrutar más de la fiesta, que de la propia música. Son útiles para aquellos artistas que se dirigen a un público juvenil que busca divertirse en la misma actuación.

Si la voz no es tu punto fuerte y haces uso de bases y adornos musicales de estilo desenfadado, las prendas de vestir con adornos tipo tachuelas, dorados, brillantes, etc. pueden ser aptos para ti.

3. La sensualidad femenina al poder

El color rojo con tinte granate es el tono más sensual por excelencia, de toda la paleta de colores disponibles. Hace referencia a los instintos más básicos y primitivos como la sensualidad, la supervivencia y la atracción.

No es necesario que la prenda en sí misma cuente con un gran escote.

De hecho, si buscas generar atractivo y misterio, es recomendable apostar por ropa capaz de delimitar la silueta y marcar aquellas regiones del cuerpo que se consideran más femeninas, como la cintura y la cadera.

Antes de subirte a un escenario, conoce estos 5 trucos de neuromarketing.

4. No olvides el amarillo y naranja si eres rebelde

Existe otro arquetipo conocido como el “Bufón” que se dirige al público más irreverente.

Su objetivo consiste en romper con todas las normas establecidas que sirven de limitación, para reflexionar sobre el objetivo de nuestra propia vida y mostrar un nuevo mundo lleno de motivación y diversión.

En este caso, el color más certero para transmitir esta imagen es el amarillo y el naranja, dos tonos asociados a la capacidad de cambio y transgresión.

 

5. Los grupos musicales sin marca

Otro error especialmente frecuente entre las bandas de música compuestas por varios profesionales es la desconexión de la marca.

Detrás de un grupo hay una emoción, un sentimiento, que se transmite en cada una de las canciones. Pues bien, si hay un consenso a nivel de nombre de grupo ¿por qué no lo hay a la hora de vestir?

En muchas ocasiones nos encontramos ante bandas en las que cada miembro viste de una forma diferente. Los colores, los estilos, etc. son completamente distintos.

¿El resultado? Un mensaje contradictorio que echa por tierra todo el talento de los artistas.

No hay que vestir de “uniforme”, pero sí intentar trasladar esa imagen de consenso y marca global a cada uno de los integrantes del grupo.

Como verás el estilo y color de la ropa juega un factor de peso en el escenario. ¿Todavía sigues pensando que tu vestuario no importa en el éxito o fracaso de tu concierto?