fbpx Saltar al contenido

Claves para cantar bien | Entrevista John Loza

Convertirse en cantante es el sueño de muchos. Sin embargo, ¿qué es lo que necesita un buen cantante? ¿Buena presencia? ¿Buenos contactos? ¿Conocer la industria musical?

Todo esto puede ser importante, según que estilo musical.

No obstante, hay algo que es de vital importancia: saber cantar bien.

La práctica, el entrenamiento de la voz y estar en manos de profesionales te puede ayudar a mejorar tu canto. Pero, ¿existen algunas claves para cantar bien? Existen, y de eso vamos a hablar en este post con consejos del mismísimo John Loza.

El cantante, ¿nace o se hace?

Frank Sinatra, Freddie Mercury… son solo alguno de los nombres que a uno le vienen a la cabeza al pensar en artistas que tenían una voz potente. ¿Nacieron con esas voces o fue fruto del esfuerzo?

En el mismo día de su nacimiento el ser humano ya cuenta con una voz extraordinaria. No solo eso, sino que nada más salir del vientre materno, el cuerpo humano está preparado para respirar, escuchar y ver.

Este es un primer contacto con el mundo. Desde ese mismo día, somos capaces de comunicarnos con la emisión de sonidos. Según vamos creciendo, hasta el momento de aprender a hablar, van variando para referirnos a diferentes cosas, cambiando el tono si algo nos gusta o no.

Muchos de esos sonidos que hacemos de pequeños, si lo pensamos bien, son utilizados en ciertos estilos musicales, como el Rock and Roll. Así pues, podemos decir que, en el momento de nuestro nacimiento, el timbre de voz, la tesitura… todo viene con nosotros cuando salimos de la matriz materna.

¿Ello quiere decir que un cantante nace? No, simplemente significa que tenemos la voz y los sonidos desde el primer día. El canto, por otra parte, es un proceso que hay que aprender desde cero, aprendiendo los tiempos de las melodías, el aumento o descenso del tono…

Todo esto conlleva un aprendizaje, en el que el futuro cantante aprende a ubicar el territorio de su voz.

Ubicar el territorio de la voz, ¿es lo más importante?

¿Todas las voces valen para todos los estilos musicales? Claramente no. Si una persona tiene una voz ronca, no puede dedicarse a las canciones románticas. Del mismo modo que alguien con una voz dulce no podría cantar canciones de Heavy Metal.

El cantante debe conocer el territorio de su propia voz. ¿Y esto que quiere decir? Primero que todo, comprender que una voz va ligada a la personalidad que uno muestre a los demás.

Pongamos un ejemplo; una persona que es divertida y dinámica, que le guste mucho hacer “bromas” sobre el escenario. Este tipo de voz, ¿serviría para canciones dramáticas? Claro que no, del mismo modo que una voz carrasposa no serviría para cantar ópera.

Así pues, cuando uno decide dedicarse a un estilo musical, debe conocer cuál es su personalidad y el tipo de voz que tiene para escoger el correcto. En muchas ocasiones, las grandes discográficas, y los propios artistas, desean algo de un estilo diferente y cambian su personalidad y el tipo de voz del cantante para que se amolde a lo que les interesaba.

¿El problema de esto? Que por mucho que se cambie la personalidad, y la voz de un cantante, no es la suya propia, y eso se acaba notando en sus canciones.

Pensemos, pues, que esto es como un puzzle: la voz y el sentimiento que se busca transmitir son como dos piezas que juntan a la perfección. Ahora bien, si una de estas piezas cambia de forma, no se unen. Y esto, vendría a ser, algo muy negativo para el cantante.

La voz de cabeza, ¿qué es?

Ubicar el territorio de la voz

Antiguamente, la “voz cabeza” era la forma de denominar a los sonidos muy agudos. Estos sonidos eran posible gracias a los senos frontales y los senos maxilares de la cabeza, que funcionaban como resonadores.

En la actualidad, este término ha caído en el olvido, puesto que las investigaciones científicas y médicas que han demostrado que dichas partes de nuestro cuerpo no tienen esa función.

Entonces, ¿de dónde provienen los diferentes sonidos que son capaces de hacer los cantantes? La respuesta correcta sería decir que todo ello es posible gracias a dos auténticos resonadores: la nariz y la nasofaringe (parte de nuestro cuerpo que comprende la nariz y la garganta).

El agua fría, ¿es buena o mala para la voz de un cantante?

Seguramente en más de una ocasión te hayas escuchado eso de el agua fría no es buena para la garganta. Y, de hecho, no es raro escuchar sobre cantantes que no beben agua fría porque existe la creencia que eso les podría provocar afonía, o cualquier otra dolencia en su garganta. Pero, ¿es cierto o no es más que un bulo?

Te alegrará saber que es un mito. Es más, es importante que un cantante, durante el entrenamiento de su voz, tome agua muy fría, incluso helada, puesto que toda la musculatura interna trabaja a una velocidad increíble. Todo ello conlleva a una hipervascularización, similar a la que sufren los deportistas al hacer ejercicio, y el agua fría sirve para reducir dicha inflamación.

Así pues, los cantantes no deben tener miedo al consumir agua helada durante sus ensayos. Es más, les beneficiará enormemente el uso de agua fría para su cuerpo porque los músculos de su garganta se relajarán.

La pérdida de la voz, ¿a qué se debe?

Perdida de voz de un cantante

Esta es una pregunta que muchos se harán al ver que hay cantantes que pueden hacer conciertos durante todo el año. En cambio, hay otros que dejan varios meses de diferencia entre uno y otro porque pierden la voz tras el concierto que acaban de terminar.

¿A qué se debe todo esto? A la intervención de diversos factores:

  • Físico: Quizás uno de los que más influyen en este aspecto. Cada persona tiene unas características físicas diferentes, establecidas en el momento de su nacimiento. Así pues, aunque dos personas hagan el mismo entrenamiento, uno tiene mayor resistencia que otro, simplemente porque así es su cuerpo. Piensa en los deportistas: dos atletas pueden hacer el mismo entrenamiento, pero siempre habrá uno que sobresalga sobre el otro, ya sea en resistencia, velocidad… ¿Es por qué al otro le falta esfuerzo y voluntad? No, sino porque las características físicas del otro atleta, ya sea por el tipo de músculo o su complexión, le hacen más apto que el otro. Y lo mismo sucede en el mundo de la música.
  • Desgaste: Hay que pensar que antes de dar un concierto se ha tenido que practicar muchos aspectos del mismo; los tonos, los cambios de voz… Todo ello sumado al esfuerzo que el cantante debe hacer durante el concierto, hace que los músculos responsables de la voz queden agotados. Puede que nada más terminar el concierto el cantante no lo note, es más, puede que tras este se vaya a celebrarlo y se tire toda la noche hablando. ¿Qué consecuencias tendría esto al día siguiente? Que se levantase con una voz ronca, e incluso que no le saliera la voz. Por ello, siempre se recomienda a los cantantes que tras un entrenamiento o un concierto descansen la voz, no hablando durante un determinado periodo de tiempo, para dejar a los músculos descansar.
  • Técnico: En ocasiones, el cantante piensa que debe llevar al máximo la resistencia de sus músculos, lo que trae como consecuencia que la voz se quede ronca al poco tiempo. Es mejor que la musculatura esté relajada, para poder mejorar el rendimiento de la voz.

Hay que pensar siempre en tu voz como un músculo, el cual se desgasta con el uso y por ello requiere reposo. Abusar de dicho músculo, tendrá consecuencias graves, por lo que siempre hay que establecer periodos largos de pausa para esta pueda recuperarse.

Los nódulos, ¿qué son? ¿Es posible evitarlos?

Antes que nada, hay que entender bien que son los nódulos. Las cuerdas vocales tienen piel, como la piel que tenemos cubriendo nuestras manos. Y a veces, en las manos aparecen lo que conocemos comúnmente como “callos”. Eso mismo son los nódulos: unos callos que aparecen en las cuerdas vocales. Dichos callos, aparecen por la fricción entre las cuerdas.

Estos siempre aparecen en pares, en otras palabras, no tendrás uno en una cuerda vocal y en otra no. Es más, los nódulos solo los producen las mujeres, no los varones. ¿Y estos como aparecen? Por el abuso de las cuerdas vocales.

Si una persona habla durante todo el día, eso va generando una fricción entre sus cuerdas vocales, lo que indudablemente llevará a la aparición de nódulos. Estos también pueden aparecer si se genera tensión en el vientre, lo que hace que las cuerdas vocales acaben muy juntas, tensadas, y con cualquier cosa que se diga se van rozando entre sí. Así pues, para evitar su aparición se debe evitar la tensión en el vientre y en el cuello.

¿Quiere esto decir que el hombre está exento de sufrir lesiones en sus cuerdas vocales? Ni mucho menos. En el caso de los varones, el daño más común que puede sufrir es lo que se conoce como pólipo, este se produce por exceso del uso de la voz y la tensión en la zona del cuello. Al contrario de lo que sucede con los nódulos, este tipo de lesión sí que requiere de una cirugía.

La mente y el rendimiento de la voz, ¿está todo conectado?

La mente y el rendimiento de la voz

¿Puede un cantante desafinar durante un concierto porque se encuentra en una situación de depresión? ¿El estado de ánimo puede influir en el que un cantante lo de todo en el escenario o lo haga peor? La respuesta es sí.

La mente se encuentra conectada con nuestra parte emocional. Esta última es la responsable de informar a la mente, o el cerebro, de cómo transmitir tus sentimientos en ese momento.

Si una persona está asustada, seguramente parecerá que está gritando. ¿Es culpa suya? No, es porque la voz siempre recurre a la parte emocional de nuestro cuerpo para transmitir lo que sentimos.

Pensemos en un artista que está a punto de dar un concierto. Si el manager lo único que le dice son cosas como: “ten cuidado con los tiempos, no vayas a desafinar…”, todos esos mensajes se quedarán en su mente, los cuáles conectarán con las emociones.

Ello le producirá malestar, y tendrá como consecuencia que haga el peor concierto de su vida, por mucho que sea alguien con muchos años de experiencia a sus espaldas.

En cambio, si se le da ánimos y se le lanza mensajes positivos, eso motivará a la mente y el cantante hará un buen trabajo, porque estará confiado en sus habilidades.

Por ello, el cantante debe tener plena confianza y concentración en lo que va a hacer, no centrándose solo en pequeños aspectos que le afectarían negativamente mientras se encontrase sobre el escenario.

¿Qué sucede cuando se le añade aire a la voz?

Hasta no hace mucho, se creía que al añadir más aire mientras se cantaba, hacía que la voz tuviera más fuerza o mayor volumen. Esto no era más que un mito que, de hecho, provocaba que justo lo contrario.

Las cuerdas vocales se abren cuando estamos respirando, mientras que durante el tiempo que estamos entonando una canción, se cierran. ¿Qué sucede en el caso de que se añada aire a la voz mientras se canta? Las cuerdas vocales se ven obligadas a abrirse, puesto que deben dejar pasar el exceso de aire. Todo esto, supone que la voz pierda potencia, calidad, volumen, timbre, intensidad…

No solo eso, sino que el exceso de aire puede producir lo que es conocido como lesión funcional, más comúnmente conocido como hiatus. Dicha lesión, produce que las cuerdas no se cierren completamente, por lo que parece que una persona hable como si no tuviera volumen. Hay que tener mucho cuidado con esto, porque puede suponer el fin de la carrera de un cantante.

En resumen: el cantante debe trabajar con el aire estrictamente necesario, lo cual es un proceso fisiológico. Algo que se acaba aprendiendo con la práctica y adaptando tu cuerpo a la costumbre de usar únicamente esa cantidad de aire.

Esto, para un cantante, debe ser como hablar; al emitir un sonido durante una conversación, uno no piensa si necesita más o menos aire para hacerlo. Si quiere aumentar el tono, simplemente lo piensa y habla más fuerte o más bajo, según lo necesite. Así pues, el cantante debe aprender a manipular el sonido desde su inicio en la laringe hasta que este sale fuera, olvidándose del aire.

¿Existe algún ejercicio para mejorar el control del diafragma?

Voz de un cantante

Hay que entender que el diafragma es un músculo automático que no podemos controlar a voluntad, como sucede con el corazón. Es más, aún a día de hoy no se sabe todas las funciones que puede tener en nuestro organismo.

Pero hablemos de este músculo dentro del mundo de la música. A muchos cantantes se les dice al cantar, tienes que generar tensión en tu diafragma. Sin embargo, es una expresión mal realizada.

Es más, la presión se genera en la zona del abdomen, creyendo que el diafragma se encuentra en esta zona (se encuentra entre los pectorales y el abdomen). Al generar esa presión, en el cuello se produce una tensión conocida como hiperquinesis, lo que hace que las cuerdas vocales se cierren. Esto trae como consecuencia que el cantante se sienta cansado, porque el cuerpo piensa que va a hacer un esfuerzo físico.

En resumen, no existe ningún entrenamiento para controlar el diafragma, dado que es un músculo independiente de nuestro cuerpo. El cantante de lo que debe preocuparse es por entrenar que el sonido que se produce en la laringe vaya a la nariz y la faringe, para conseguir el tono/sonido que necesita.

Los gallos, ¿por qué se producen? ¿Son tan malos para el músico?

Los gallos en el mundo de la música están considerados como un tabú. Que a un cantante le salga un gallo mientras práctica es algo horrible. Y, sin embargo, en algunos estilos musicales practicar los gallos es de vital importancia, como, por ejemplo, en el country. Uno no puede aprender a cantar música country sino sabe controlar los gallos.

Básicamente, los gallos pueden darse por dos casos:

No está bajo nuestro control

En algunos casos, la aparición de los gallos no depende del artista, sino que estos aparecen por circunstancias atenuantes. Por ejemplo, si el artista tiene gastritis, el ácido del esófago sube hasta la laringe, quemando la entrada de esta. Esto hace que en esta parte de nuestro organismo se forme una pequeña bolita, algo parecido a una lesión.

Al cantar, las cuerdas tendrían que estar en movimiento, abriéndose y cerrándose. Sin embargo, como la parte superior de la cuerda está inflamada, esta se traba, evitando que salga el aire. Es un proceso que tan solo dura un microsegundo, pero durante ese tiempo la cantidad de aire va aumentando, hasta que al final hace presión para salir, produciendo el gallo.

Por realizar mayor presión de aire en la salida

Los gallos en los cantantes nunca se producen en el grave ni en el medio, sino que se produce en el agudo. ¿Por qué sucede eso? Porque intenta conseguir más aire para realizar el agudo, asustado de creer que no lo logrará. Dicho aire genera mayor presión en sus cuerdas vocales, produciendo entonces el gallo.

Piensa en una flauta dulce; para hacerlas sonar, hace falta muy poco aire. En cambio, demasiado aire haría que emitiría un sonido desafinado. Eso sería como un gallo en la flauta, por culpa del exceso de aire.

Esto mismo es lo que pasa en el interior de nuestro cuerpo cuando intentamos usar más aire del que deberíamos al cantar.

¿Qué tipo de ejercicio se puede realizar para mejorar la voz?

Mejorar la voz

Un buen ejercicio que un artista puede realizar para mejorar la voz es el conocido “ejercicio de situación de sonido”. Un ejercicio que el mismo cantante puede realizar solo en casa, sin ayuda de nadie.

¿Cómo se realiza? Hay que seguir los siguientes pasos:

  • Escoger la escala que se quiera, siempre en el tono en el que sienta más cómodo.
  • Ya elegida, tiene que estar totalmente relejado, evitando los excesos de respiración y transpiración. Sencillamente, hay que sentirse cómodo, cómo cuando se está en medio de una conversación con otra persona.
  • Una vez relajado, hay que evitar la tensión en la zona del cuello y del vientre. De nuevo, hay que pensar que se está en medio de una simple conversación para relajarse.
  • Intentar colocar la boca en una posición de semibostezo. Esto sería como tener una bola dentro de la boca. En dicha posición, se busca emitir un sonido totalmente nasal, sin importar como suene. Debe ser un sonido de volumen bajo, puesto que de nada sirve empezar la práctica con un volumen alto.

El objetivo de este ejercicio es conseguir un sonido que se escuche limpio, lo que te permitirá mejorar la calidad de tu voz. Es más, este ejercicio se puede realizar en cualquier parte, dado que tu objetivo será alcanzar un tono bajo, por lo que no se molesta a nadie.

Si quieres ver esta entrevista en video, solo estás a un click: