Saltar al contenido

5 Maneras Efectivas de Diversificar tus Ingresos Enseñando a Otros

DIVERSIFICAR INGRESOS

Este es un post de invitado de mi amigo puertoriqueño Ángel Candelaria. 

Profesor de música, guitarrista y autor de varios libros de enseñanza musical. Ayudo a guitarristas inconformistas a potenciar su talento por medio del estudio de la teoría y lectura musical. ¿Te apuntas al reto?
Angel Candelaria

Lo sé muy bien. Eres músico. Lo tuyo es tocar y/o cantar.

Tu eres feliz haciendo lo que te mas gusta, y eso es hacer música. Y en un mundo perfecto e ideal, no tendrías que hacer más.

Lamentablemente, no vivimos en un mundo perfecto e ideal. La realidad del artista independiente es otra, especialmente cuando está comenzando.

DIVERSIFICAR INGRESOS

 

De hecho, quizás el estado actual de tu carrera musical representa uno de los siguientes casos:

 icon-caret-right [Caso 1] Tu carrera musical ha despegado, y estás haciendo buen dinero gracias a las presentaciones y producciones musicales que tienes. Y como todo va tan bien, ni te preocupas por la economía y por planificar para el futuro en este momento.

  [Caso 2] Tu carrera musical no ha despegado aún, pero estás trabajando en ello. Suenas con vivir de tu talento, pero has optado por tener un trabajo que pague tus cuentas en lo que puedes echar hacia adelante tu proyecto musical.

De primera instancia, todos queremos estar en el caso #1. Nadie quiere ser el caso #2. A simple vista, el caso #1 parece ser el escenario ideal.

Pero las apariencias engañan. Aunque el caso #1 parece ser el estilo de vida perfecto para un artista independiente, la realidad es que tiene un problema que, a la larga, tendrá que enfrentar.

Verás, aún si tu carrera musical como artista o músico ha despegado, seguramente tendrás altas y bajas en el futuro. Habrá momentos en los cuales tus ingresos se dispararán, pero también habrá momentos en los que, como decimos en Puerto Rico, “la cosa se pondrá lenta”.

Y cuando esté lenta la cosa, ¿qué harás? ¿Con qué vas a pagar las cuentas?

En el mundo de los negocios y el emprendimiento, hay un refrán que describe muy bien la raíz de este problema:

[easy-tweet tweet=”En la música, nunca pongas todos tus huevos en la misma canasta #musicmarketing”]

En otras palabras, cuando tu ingreso depende de una sola fuente, tu negocio está en peligro. Si esa fuente falla, adiós ingresos.

Y cuando eso sucede, muchos artistas terminan siendo el caso #2: aceptando un trabajo que no te gusta para poder pagar las cuentas.

Verdaderamente es una pena. Pero no necesariamente tiene que ser así.

Si eres un artista cuya carrera ya ha despegado (caso #1), no esperes a encontrarte en esa encrucijada para buscar una fuente alterna de ingresos. Sé sabio y piensa mas allá. Como dicen los gringos, think outside the box.

Y si tu carrera no ha despegado aún (caso #2), no necesariamente tienes que atarte a un trabajo que no te gusta para pagar tus cuentas y conseguir algo de dinero para poder echar hacia adelante tu proyecto. Existen otras maneras en las cuales, con un poco de planificación, puedes generar ingresos en algo que se relaciona a lo que más te gusta hacer.

Cualquiera que sea tu caso –el #1 o el #2– hoy quiero hablarte de una alternativa que puedes considerar, la cual te permitirá generar ingresos sin tener que agraviarte la vida trabajando en algo que no te gusta.

¿De qué hablo? Me refiero a enseñar a otros, y existen diversas maneras en las que puedes hacerlo. Pero antes de examinar algunas de ellas, veamos algunos de los beneficios.

Hidden Content

Cómo enseñar a otros puede ayudarte en tu carrera musical

De primera instancia quizás pienses que enseñar a otros no tiene que ver en lo absoluto con tu carrera musical, y que en nada puede ayudarte como músico o artista. No obstante, te aseguro que sí puede traerte varios beneficios. Echemos un vistazo a algunos de ellos.

 

#1 Mejoras tus destrezas como músico

El enseñar a otros lo que tú sabes te ayudará a mejorar, tanto en el conocimiento como en la ejecución musical. Es algo que ha sido comprobado con la experiencia de muchos educadores, en diversas disciplinas (no solo musicales).

Ya lo dijo Cicerón en su tiempo: “Si quieres aprender, enseña”. ¡Y qué mucha razón tenía!

Al enseñar a otros, estarás constantemente repitiendo y repasando lo que ya sabes. Eso te ayudará a adquirir un mayor dominio de lo que haces.

Por otro lado, en el proceso de enseñanza también te encontrarás con áreas que quizás no dominas bien, y eso te obligará a estudiar mas. Lo cual está genial, porque crecerás como músico en áreas que quizás ni imaginaste.

De modo que, si quieres mejorar y crecer como músico, comienza a enseñar a otros lo que sabes. Notarás la diferencia.

 

#2 Haces crecer tu fanaticada

¿Quieres saber quienes son los primeros en apoyarme cuando tengo una presentación, o participo en un concierto? Sí, son mis estudiantes.

En tus estudiantes tendrás tus fans mas fieles, porque están agradecidos de tu trabajo en ellos. Solo procura ayudarles y aportarles mucho valor en lo que les enseñas, y te aseguro que tus estudiantes serán los que ocupen la primera fila en tus presentaciones.

Y no solo acudirán a verte en tus presentaciones, sino que correrán la voz. ¿Qué mejor marketing musical que el testimonio de tus propios estudiantes, que conocen bien tu trabajo?

 

#3 Si trabajas por tu cuenta, tú estableces el horario de trabajo

¿Cansado de trabajar para otros, a su horario y conveniencia? ¿Qué te parece la idea de ser tu propio jefe, y establecer tus propios términos?

Si decides enseñar por tu cuenta, tienes esa flexibilidad. Tú escoges el tipo de estudiante que quieres atender, y escoges el horario en el cual deseas ofrecer las lecciones. En fin, tú eres el jefe.

Y si impartes clases y cursos en línea, no necesariamente estás obligado a tener un horario fijo. Es mas, ni siquiera necesitas trasladarte a algún lugar o alquilar un local para ofrecer clases. Con la facilidad tecnológica que tenemos actualmente puedes hacerlo desde la comodidad de tu hogar.

Al tener la flexibilidad de establecer tu horario de trabajo y tus términos, tendrás mas tiempo para desarrollar tu carrera artística.

 

#4 Generas un ingreso extra en algo relacionado a lo que te gusta hacer

Si eres músico o artista, ¿por qué trabajar como cajero en un supermercado?

No me mal interpretes; nada tengo en contra de los cajeros. Ellos hacen un trabajo digno y respetable, como cualquier otro.

A lo que me refiero es que, si lo que más te gusta es la música, ¿para qué trabajar en otra cosa totalmente diferente?. Es mucho mejor generar ingresos para tu proyecto musical haciendo algo que te guste y que puede ayudarte a impulsar tu carrera musical, ya sea de manera directa o indirecta.

El enseñar a otros lo que haces es la manera perfecta de hacerlo. Así generas ingreso trabajando en algo relacionado a lo que te gusta hacer.

 

#5 Es una manera inteligente de diversificar tus fuentes de ingresos

Cómo te expliqué al principio, nunca es recomendable tener una sola fuente de ingreso. ¡Si la canasta se cae o se rompe, pierdes todos los huevos!

El enseñar a otros es una excelente forma de añadir una fuente de ingresos alterna a tu negocio musical. De esa manera, si las ventas de tu producción están lentas, o las presentaciones en vivo escasean, tendrás otro ingreso que compense y te ayude a pagar las cuentas.

 

5 Maneras en las que puedes generar ingresos enseñando a otros

Ya has visto 5 maneras en las cuales enseñar a otros puede ayudarte en tu carrera como artista independiente. Ahora, ¿cómo puedes llevarlo a cabo? A continuación menciono 5 maneras en las que puedes hacerlo.

#1 Trabaja como maestro en una escuela o instituto musical

Quizás la forma mas fácil de comenzar a enseñar es trabajando como maestro o instructor en alguna escuela o instituto musical ya establecido. La mayoría de los músicos que conozco han optado por esta alternativa.

La ventaja principal de esta opción es que te ahorras el trabajo administrativo, las responsabilidades fiscales asociadas con tener una escuela propia, y el marketing de los servicios ofrecidos. Simplemente te ocupas de tus estudiantes, y los dueños o administradores de la escuela se ocupan del resto.

Pero también tiene sus desventajas. Aunque sí es cierto que estás trabajando en algo relacionado a lo que te gusta hacer, sigues estando sujeto a tus jefes. Tendrás que ajustarte a los horarios de clase de la institución para la cual trabajas.

Por esa razón, algunos músicos se animan a optar por la próxima alternativa.

 

#2 Ofrece clases de manera independiente

Si te gusta la idea de ofrecer clases, pero a la vez quieres tener la flexibilidad de establecer tu propio horario de trabajo, el ofrecer clases de manera independiente es tu mejor opción.

Existen diversas maneras de hacerlo:

  • Puedes habilitar un espacio en tu propia casa –un estudio personal– para ofrecer clases privadas. Si haces esto, mi consejo es que sea un espacio que no esté ubicado en el interior de tu casa, de modo que protejas mejor la privacidad tuya y de tu familia. De lo contrario otra opción, si tienes el presupuesto disponible, sería alquilar un local para ofrecer las clases.
  • Si no tienes un espacio adecuado en tu casa, y no tienes el presupuesto para alquilar un local, puedes ofrecer lecciones de música a domicilio. Usualmente las lecciones a domicilio tienen un costo mayor, pues ello envuelve un gasto de transportación de parte del instructor.
  • Otra alternativa muy práctica, y que ha tomado auge en los últimos años, es ofrecer clases de música por Internet. Solo necesitas una buena webcam de alta definición (las Logitech son excelentes; en lo personal uso la Logitech c920) y un buen servicio de Internet. Con ello puedes ofrecer clases a través de plataformas como Skype o Google Hangouts.

Por supuesto, al ser tu propio jefe tendrás que ocuparte de la parte administrativa. Pero la flexibilidad de establecer tu horario de trabajo y tus honorarios por el servicio creo que compensa por mucho este pequeño inconveniente.

También tendrás que ocuparte de la promoción de tus servicios. Pero eso tampoco es un problema mayor hoy día. Con un poco de presupuesto puedes colocar anuncios en los medios locales, o incluso (mi alternativa favorita) realizar campañas de promoción en Facebook.

 

#3 Escribe libros y crea métodos de enseñanza

La alternativa de ofrecer clases –ya sea en una escuela, tu hogar, un local o a través de Internet– es una manera relativamente rápida de generar ingresos. Sin embargo, tiene una desventaja común: es una estrategia de negocio poco escalable.

¿A qué me refiero con que es poco escalable? Me refiero a que los ingresos que obtienes de ofrecer clases están atados a la cantidad de horas que trabajes. Eso tiene dos desventajas:

  • Si quieres ganar más dinero, tendrás que subir el precio de las clases (lo cual no agradará a tus estudiantes), o trabajar mas horas (lo cual no te gustará).
  • Si no trabajas, no cobras.

Por ello, a la larga es recomendable integrar alternativas de ingreso pasivo que te permitan escalar y que no dependan directamente de la cantidad de horas que trabajas para generar ingresos. Una manera de hacerlo es publicando libros y métodos de enseñanza, pues ellos siguen generando ingreso por muchos años una vez han sido publicados.

Por otro lado, a medida que vas adquiriendo experiencia como instructor o maestro, es muy probable que vayas creando un estilo o método propio de enseñanza, y desarrollando materiales didácticos. ¿Por qué no convertir todo eso en uno o varios libros, y publicarlo para que otros se beneficien de tu experiencia?

Con plataformas como Amazon Kindle Direct Publishing para publicar libros electrónicos, y CreateSpace para publicar libros en papel, publicar tu propio libro es muy asequible.

Claro, si decides autopublicarte, asegúrate ofrecer al público un producto de calidad y antes de publicarlo invierte en un buen diseño de portada y un buen trabajo de edición. Un libro mal hecho, con una portada poco atractiva, y lleno de errores ortográficos y gramaticales, no hablará bien de ti como instructor y profesional de la música.

Seré sincero: escribir un libro no es una tarea que puedas realizar de la noche a la mañana. Tomará su tiempo si quieres hacerlo bien. Pero una vez lo tienes hecho, te generará ingresos por años siguientes.

Y una vez tengas el libro hecho, puedes crear un curso basado en el mismo, lo cual me lleva al próximo punto.

 

#4 Crea cursos de enseñanza musical

Otra excelente manera de escalar tus ingresos sin estar atado a un horario de trabajo es crear cursos sobre diversos temas musicales.

En comparación a un libro, un curso te ofrece mayor rentabilidad. Por lo general un curso cuesta mas que un libro, por lo que puedes generar mas ingreso con menos ventas.

Es matemática básica. Si vendes un libro a 20 euros, necesitarás vender 5 copias para llegar a tus primeros 100 euros en ventas. En cambio, solo necesitas vender 2 cursos a 50 euros para alcanzar la misma cifra.

No necesitas ser un experto en vídeo o tener un equipo muy costoso para grabar un buen curso. Con una buena webcam, iluminación adecuada (tip: oriéntate en YouTube sobre la técnica de iluminación de 3 puntos) y equipo de audio de calidad (un buen micrófono como el Samson Meteor o el Blue Yeti) puede conseguir buenos resultados.

Como mencioné, si ya tienes escrito un libro, puedes basar el curso en el contenido del mismo. Pero no necesariamente tienes que escribir un libro para crear un curso; bien puedes crear un bosquejo o lista de temas a cubrir en el curso, y grabar las lecciones. Lo importante es que los temas tengan una secuencia lógica y estructurada, y que expliques con claridad cada lección.

Una vez tengas el curso listo, puedes venderlo directamente en plataformas como Udemy. O mejor aún, si ya tienes tu propia web de artista, puedes utilizar un servicio como SendOwl o Gumroad para gestionar las ventas de tu curso.

Los cursos son una excelente manera de escalar las ventas. Con una buena estrategia de promoción, prácticamente se venden solos y en autopiloto.

Si te gusta la idea de desarrollar cursos, y quieres escalar aún mas, probablemente te interese considerar el próximo punto.

#5 Crea programas formativos por suscripción

A diferencia de los cursos, que usualmente se adquieren por un solo pago, en los programas de suscripción los alumnos pagan una cuota mensual o anual. Esto representa un ingreso consistente para el instructor.

Claro, este tipo de programas también conlleva una responsabilidad mayor. En un programa de suscripción, el alumno espera que el instructor provea seguimiento frecuente y contenido actualizado con frecuencia. Por esa razón tienen un costo mayor que los cursos.

Usualmente los programas de suscripción incluyen algún tipo de plataforma o foro a través de la cual el estudiante puede interactuar tanto con el instructor como con otros alumnos del programa. En ese sentido, el programa se convierte en una comunidad de alumnos donde se promueve el ayudarse y apoyarse mutuamente en el proceso de aprendizaje.

Por ello, a nivel técnico los programas de suscripción requieren una plataforma mas compleja para funcionar. Una manera común de crearlas es utilizar una web con WordPress, algún plugin de membresía para gestionar el acceso a los módulos del programa (por ejemplo MemberPress o ZippyCourses) y otro plugin como BBPress para proveer el foro donde interactúan los alumnos.

Si te gusta la idea de crear cursos como fuente de ingreso pasivo, considera desarrollar un programa formativo de suscripción a corto o largo plazo. Aunque es cierto que es mas complicado para administrar, un programa de suscripción te permitirá generar un ingreso constante y fijo.

Conclusión

Ahí las tienes:

[easy-tweet tweet=” 5 maneras de diversificar tus ingresos como artista sin dejar de hacer lo que amas.”]

Ya sea que este encuentras en un momento bueno en tu carrera como artista indipendiente, o que estás trabajando en hacerla despegar, espero que en este artículo hayas encontrado algunas ideas útiles para generar ese ingreso extra que necesitas para impulsar tu carrera.

¡Éxito en tu carrera musical!