fbpx Saltar al contenido

Tips para mejorar tu productividad artística

productividad artistica

Un músico puede encontrarse muchas barreras a lo largo de su carrera. Puede ser un bloqueo, el sentir que algo no lo está haciendo bien… pero hay una barrera muy importante contra la que se enfrentan todos, y es la productividad artística.

Pero, exactamente, ¿qué es la productividad? ¿Por qué esto afecta tanto al trabajo de un músico? ¿Por qué es tan importante saber cómo gestionar la productividad?

¿Qué es la productividad?

¿Qué es exactamente la productividad artística? Muchos creen que ser productivo significa completar una serie de tareas. Como artista, seguramente tengas una lista de objetivos a alcanzar.

Sin embargo, es posible que te encuentres que, pasado el tiempo, no habrás cumplido gran parte de esa lista. O, en el peor de los casos, que esta, haya aumentado considerablemente.

Sin embargo, la productividad artística, en realidad, está relacionada con la gestión de los resultados obtenidos. En otras palabras, tanto si eres un artista independiente, tienes un negocio musical o cualquier otra rama de este sector, tendrás unos objetivos marcados.

Esos son los objetivos que debes alcanzar y cumplir para decir que estas siendo productivo. No se necesita una lista de cien objetivos para cumplir, pues tan solo unos pocos de esos cien son los que en realidad necesitas alcanzar.

Juan Miguel, de Más y Mejor, nos define la productividad como “no es hacer mucho en poco tiempo, sino hacer lo correcto en el mínimo espacio disponible para la tarea que se quiere realizar”.

¿Cómo ser más productivo? Ideas y consejos

Se suele decir “quien mucho abarca poco aprieta”. En otras palabras, aquella persona que quiera abarcar muchas cosas al mismo tiempo, seguramente no acabe haciendo ninguna. O las pocas que haga, las acabe haciendo mal.

Hay que controlar el tiempo dedicado a cada tarea

Te pones a trabajar en tu proyecto cada día. Un rato lo dedicas a realizar una publicación en las redes sociales, otra en trabajar en tu nuevo sonido, otro poco más a lo que será el marketing… pero, ¿cuánto le dedicas a cada espacio?

Si no eres capaz de saber qué espacio de tiempo le estás dedicando a cada espacio, entonces es imposible que puedas ser productivo, y mucho menos que seas capaz de llegar al objetivo que te has marcado.

mejorar productividad artistica

La división del proyecto en áreas

Puede que un día te levantes de la cama y se te ocurra una gran idea. Pero la idea hay que trabajarla, con cuidado, con paciencia y con esmero.

Así pues, el primer paso, una vez que tienes el proyecto pensado, es dividirlo en áreas. Pero áreas que estén relacionadas entre sí.

Pongamos que es un proyecto musical, pues un área para productos y servicios, otra de marketing, otra para sistemas y tecnología… y así hasta tener todas las áreas que necesites para tener bien dividido tu proyecto.

Gracias a esta división, podrás marcar mejor los objetivos de cada espacio, y de este modo serás más productivo en tu trabajo y alcanzarás esos objetivos.

Herramientas para mejorar tu productividad artística

Es posible que seas una persona que no sepas como gestionar bien tu tiempo. Eso no es un problema, puesto que bastará con encontrar alguna herramienta que te ayude a ello.

Esto no quiere decir que consigas un milagro y que todo vaya a ir bien, pero lograrás una pequeña mejoría en tu productividad y la gestión de tu tiempo.

Más que herramientas, recuerda que ninguna máquina va a poder hacer el trabajo por ti. Lo que importa es tu mentalidad, tus hábitos y lo capaz que seas de responsabilizarte del proyecto que has puesto en marcha.

Google Calendar

A veces tienes la solución delante de tus narices y ni te das cuenta. Google ha puesto en manos de los usuarios muchas herramientas, aparte de su popular motor de búsqueda. Google Calendar es una de ellas.

Esta herramienta te puede ayudar a marcar cada día cuáles son las tareas que debes realizar. Para no cometer ningún error, ¿por qué no dedicar una media hora el domingo para planificarlo todo? De este modo, sabrás que cosa debes hacer cada día y cumplir tus objetivos.

Todo esto te servirá a conseguir un hábito y costumbre de trabajo. Con un poco de tiempo, esto se convertirá en rutina y te permitirá ahorrar bastante capital.

Un programa de gestión de tareas

Aparte de tenerlo todo bien organizado en un calendario, es bueno contar con una herramienta que te permita gestionar tareas. Entre las más populares se encuentran Asana, Trello o KanbanFlow.

Pero, ¿para qué sirven exactamente estas herramientas? Su función es ayudarte a trackear el tiempo. ¿Y en que consiste esto? Cuando vas a empezar una tarea, estas aplicaciones te permiten activar un “timer” (temporizador), el cuál medirá el tiempo que le dedicas a cada una.

Gracias a estas sencillas herramientas, consigues un informe completo del tiempo que le has dedicado a cada labor dentro de tu proyecto una vez que ha finalizado la semana o el mes. Además, toda esta información queda recogida en una pantalla.

Esto te permite saber que tareas son más importantes que otras, para aumentar el tiempo que les dedicas, cuáles serían las tareas que podrías delegar en otras personas y dejar de perder el tiempo en cosas que no te van a favorecer.

Ten siempre presente cual será tu tarea al día siguiente

Cuando tienes en manos un proyecto no es levantarse de la cama y que sea lo que tenga que llegar. Debe haber una planificación como ya te hemos mencionado con anterioridad. Pero, ¿cómo se consigue tal planificación?

Es bien sencillo: basta con saber que tienes que hacer al día siguiente. Unas cuantas horas antes de acostarte estaría bien consultar tu herramienta de gestión de tareas o tu calendario, para saber que trabajo tienes que realizar al día siguiente.

¿Sabes que se consigue con eso? Que al día siguiente te levantes tranquilo, porque sabes que solo tienes que hacer esa tarea en concreto, y ayuda a relajarte.

Si te comprometes contigo mismo, y acabas dedicándote de pleno a ello, conseguirás aumentar tu productividad. Ya que, sin productividad, no alcanzarás nunca tus metas.

Te dejo el video que grabé en Bello Horizonte (Brasil) con mi amigo Juanmi donde mantenemos una conversación más que interesante.