Saltar al contenido

Cómo Organizar Una Gira De Conciertos Sin Hipotecar Tu Vida

ORGANIZAR UNA GIRA DE CONCIERTOS

Organizar una gira de conciertos nunca fue tarea fácil para nadie. Hoy más que nunca debes apelar a la creatividad y a la buena gestión de las plataformas digitales para hacer llegar el mensaje a tu público de una única manera; la segmentación

Los ingresos en concepto de royalties provenientes de las ventas físicas y digitales no es prioridad a no ser que te llames Alejandro Sanz, Pablo Alborán o Enrique Iglesias por lo que no te queda más remedio que poner los cinco sentidos en el negocio que puedas originar con el show en directo.

No te podría decir con exactitud pero desde mi entrada en la radio, he organizado más de 1.000 acciones para todo tipo de aforos. Me equivoqué en muchas ocasiones y benditas equivocaciones porque nada mejor que aprender de tus propios errores.

¿Qué me vas a enseñar en este post?

Muy sencillo, los verdaderos “drivers” a tener en cuenta a la hora de organizar una gira de conciertos para que se convierta en una de las principales vías de tu negocio. El 80 % de los artistas independientes no rentabilizan bien este tipo de acciones encontrando obstáculos de todo tipo por el camino.

A continuación, me gustaría desglosar los pasos a seguir en este sentido para minimizar el impacto negativo y maximizar el positivo:

 icon-cogs  Producto final

Antes de pensar en gira, debes cerciorarte de poseer un producto final óptimo e interesante para el público. Nada de lo que te cuente en este post sobre organizar una gira de conciertos tendrá sentido si el producto no es defendible.

Para ello, no solo te fíes de la opinión de tu círculo cercano (no son nada objetivos) sino que te recomiendo que busques la manera de captar opiniones de gente anónima y heterogénea. Para llevarlo a cabo, te recomiendo esta fantástica herramienta para hacer encuestas.

   Promoción nativa

Me refiero a la promoción que el mismo producto necesita para comenzar a circular. Es necesario que antes de enfrentarte a una gira, el producto tenga vida y recorrido. Aquí deberás tener en cuenta los siguientes soportes:

 icon-check-square Redes sociales

  Youtube

  Prensa escrita

  Estaciones de radio musical

  Eventos paralelos de terceros

   Recintos

Nos vamos metiendo en faena y uno de los primeros pilares para asentar es el de la selección de recintos. Mi consejo es que vayan alineados, es decir, que mantengan una misma línea y no lleves tu show a un recinto cualquiera. En este caso deberás hacerte las siguientes preguntas:

  ¿Qué aforo tiene?

  ¿Es céntrico o es necesario el uso de transporte para llegar a él?

  ¿El tipo de público que acude de manera habitual es el mismo que me sigue?

  ¿Qué reputación tiene el local?

  ¿Se mueve bien en redes sociales?

  ¿Hay bares y restaurantes cerca?

  ¿Qué otros grupos actuaron allí? ¿cuáles fueron las principales barreras?

   ¿Qué estructura tiene? ¿rectangular? ¿tiene columnas que impiden la visibilidad en algunos puntos?…

  ¿Qué podría aprovechar de su estructura propia? ¿escenario? ¿sonido? ¿luces? …

  ¿Se integran en el evento como si fuera suyo?

Es importante tener total conocimiento sobre el local a desarrollar la acción porque a veces, una mala elección contribuirá de manera destacada al fracaso del show.

Lo ideal es que el primer concierto de la gira lo hagas en la ciudad donde más conocido seas y más posibilidades de éxito tengas. Este concierto sería grabado en vídeo para posteriormente usar los mejores recursos de cara a la promoción de los conciertos venideros.

Las siguientes ciudades tendrían que ser las más “seguras” por este orden. Se trata de “contagiar” el efecto de una ciudad a otra.

   Configuración de la banda

Una vez que tenemos claro que tipo de local y aforo queremos para nuestra gira, ha llegado el momento de pensar en los compañeros de ruta.

Mi consejo es que hagas dos configuraciones de banda y te adaptes según previsión de venta, es decir, un formato muy acústico y sencillo y otro algo más completo para recintos donde tengas garantías de éxito. De esta manera minimizas el riesgo y adaptas el formato a la convocatoria.

Hace unos meses Ed Sheeran congregaba a 8.000 personas en el Palacio de los Deportes de Madrid sin banda alguna, él solo en el escenario. Son excepciones y se trata de un artistas excepcional, donde se pongan unos buenos músicos…

   Modelos de negocio

Ahora sí que podremos evaluar la previsión según localizaciones elegidas. Es importante que seas realista y no te lleves sorpresas de última hora. Para ello es necesario que identifiques donde está el umbral de rentabilidad de cada “bolo” y traces un plan para conseguir superarlo.

Por ejemplo, si actúo en una sala de Barcelona con aforo para 500 personas y mi umbral está en 240 entradas (es el punto a partir del cual, comienzan los beneficios), tendré que trazar un plan para ver como puedo llegar a vender esas entradas y superarlo.

Si en ese plan hay gastos de promoción, tendrás que incluirlo a la hora de identificar el punto muerto por lo que el número puede variar.

Un aspecto esencial a la hora de organizar una gira de conciertos es la negociación con la sala. En este aspecto deberás tener en cuenta:

  Qué partidas de tu presupuesto te puedes ahorrar a costa de la sala (sonido, luces, cátering, escenario, carga y descarga, ect)

  Qué aportación tendrás de la sala en aspectos como la promoción, organización, ect..

Otra vía para enfocar el plan de negocio es hacerlo a través de crowdfunding para conciertos. Existen varias plataformas especializadas en este aspecto y lo positivo es que el factor riesgo desaparece casi por completo ya que solo vas a las ciudades donde se vendan un mínimo de entradas (punto muerto). No recurras a este modelo a no ser que tengas una buena legión de seguidores en redes sociales.

El último modelo de negocio que te propongo y por lo tanto el más arriesgado es el de “la entrada inversa“, es decir, cobras a la salida del concierto a modo “propina“, dejando en manos del consumidor la cantidad que desee aportar en base a su nivel de satisfacción. Para que este modelo funcione, deberás poseer una comunidad muy fiel y ofrecer un show realmente “rompedor”.

   La promoción de la acción

Anteriormente te hablaba de la promoción nativa del producto musical y ahora te hablo de la promoción del concierto. ¿Cómo lo vamos a hacer?:

  Anúncialo con carteles y en pantallas ( si las hubiera) en el mismo local donde se celebre la acción.

  Muévelo con relaciones públicas de la zona que vendan “one to one” las entradas a cambio de una comisión por venta.

  Crea vídeos cortos interesantes donde el mensaje final desemboque en el show.

  Habla en redes sociales de la ciudad elegida.

  Activa campaña segmentada en Facebook Adds.

  Crea una lista de amigos “relevantes” y pide que hagan RT y compartan la info del concierto en rede sociales de una manera natural e integrada.

  Vende packs con la entrada y difúndelo. Los paks pueden ser:

 icon-angle-right Entrada + camiseta exclusiva

   Entrada + paquete de canciones en formato digital

  Entrada + acceso a camerinos y pruebas de sonido

  Entrada + acceso a zona premium con ciertos privilegios y ventajas

  Potencia la venta grupal y premia con un interesante descuento o con producto adicional.

   Alicientes

Por último, debes prestar especial atención a este punto que pocos ponen en práctica. Te formulo una pregunta:

¿Qué vas a hacer para que este concierto sea relevante y un alto porcentaje de los asistentes se lo cuenten a sus amigos?

Piensa en la manera de sorprender con giros durante el show inesperados e imprevisibles, huye de ofrecer “más de los mismo” y piensa en la receta mágica para que el nivel de satisfacción sea elevado: sorprende + emociona + divierte.

Nos seguimos encontrando en el camino.

Mi comunidad en Google Plus -> Aquí