Saltar al contenido

Deja De Una Vez De Ser Artista; No Tiene Sentido, Lo Siento

SER ARTISTA

Ser artista, esa frase corta pero que tan bien suena y que tan “podrida” está por dentro porque… ser artista hoy está al alcance de cualquiera, ¿verdad?. Ah, no estás de acuerdo?. Sigue leyendo…

Un artista vive en un mundo irreal, despegado del asfalto y a veces en una burbuja alejada de la realidad.

Deja de una vez de ser artista porque el 80% de la gente que se va cruzando en tu camino, sí, esos a quienes llamas “hermanos”, llegan con el sello de “falsa amistad”; porque l@s pretendientes que cada día te salen son “buscadores/as” de atención barata…. y mejor me callo.

Si eres artista, me gustaría ayudarte a dejarlo, pero de golpe.

Un artista se ilusiona con falsas expectativas y a los pocos minutos baja al “pozo de las lamentaciones” pero a los pocos días vuelve a subir y permíteme que te diga, si tienes talento, debes buscar mejor vida.

Ayer, sin ir más lejos, le comenté a uno de mis mejores amigos que “se dedicara a otra cosa”, que este es un mundo muy injusto, incoherente e improvisado donde nadie tiene la receta del éxito.

Deja de ser artista, total….se debe estar mejor con un sueldo asegurado y tres pagas al año.

No pretendas vivir siendo artista porque será difícil que una gran compañía de discos se fije en ti. Los A&R de las grandes majors son más inaccesibles que el tonto de Trump; si hablamos de managers, mejor dejarlo ahí…

Ser artista es perder años de tu vida tratando de conseguir el “aliento” de un público distraído y exigente a la vez y siendo sincero, esta tarea se me antoja más complicada y el tiempo, tu tiempo, es la cosa más valiosa que una persona puede gastar.

Hoy debo decirte a corazón abierto que te han engañado, sí, engañado aquellos que cuando mostraste tus primeras intenciones para ser artista todo lo veían perfecto; aquellos que cuando les mostrabas tus primeras canciones, perdían la objetividad del análisis y siempre te elevaban a las alturas.

Siempre dije que si mi hijo quisiera ser artista, sería un verdadero varapalo para mí porque no hay mundo más impersonal que el del artista.

Basta con ver la tv y comprobar como cada día nacen nuevos artistas de programas basura, pero son artistas…y dj´s y lo peor, con bolos garantizados.

Dejemos a esta nueva camada de talento invisible sigan apulgarando el concepto de “artista” pero tú, si tú, deberás hacer maletas y volar a otra parte.

Hazme caso, vete a un banco donde nadie te moleste, siéntate, apaga el móvil, respira….y piensa hacia dónde vas haciendo lo que estás haciendo o mejor dicho, con lo que haces…. ¿cómo te ves dentro de 10 años?.

Me río de aquellos que pensaban que siendo artistas iban a tener “coches de muchas cilindradas” y un chalet con 10 aseos en La Finca.

Siento decirte que te han vendido un universo lleno de clavos… pero deja que te proponga un trato:

A partir de ahora, dejarás de ser artista y en vez de crear canciones y subirlas a Spotify, te vas a encargar de tratar de conocer qué es lo que le puede llegar a llamar la atención de tu fan.

En vez de machacarme con selfies impuros, ofrecerás fotos que impacten de realidades que vivas con la autenticidad por bandera.

Trabajarás desde la pasión y desde el convencimiento de que el triunfo de un generador de emociones como tú no estará en vencer siempre, sino en nunca desanimarse.

Dejarás de ser artista y crearás canciones con “tu alma desnuda” para que cuando la oiga, se me erice el corazón.

Dejarás de ser artista para repartir felicidad con lo que sabes hacer porque te vuelvo a recordar, el artista será cada vez más una especie en un trayecto de corta duración.

Ahora, debes apasionarte tanto con lo que haces que cuando lo enseñes, esa pasión se convierta en un virus imparable que contamine de buenas sensaciones al entorno.

Para dejar de ser artista y pasar a pertenecer a “los del otro lado”, tendrás que rodearte de gente que iluminen el camino.

Antes de nada, la preparación es la llave del éxito

Yo creo en ti, pero a partir de ahora dejarás de sentirte artista para convertirte en un estimulador de emociones.

Crearás canciones que convivan, diviertan y transmitan mensajes auténticos porque todo lo demás, es pasado…

En vez de home estudio, tendrás una factoría de sensaciones donde la magia aparezca de manera inesperada con licencia para emocionar.

No te sientas artista, siéntete un creador de momentos inolvidables.

Una banda sonora que acompañe al destino de las personas porque precisamente esa persona será juez principal de tu horizonte musical y lamentablemente o afortunadamente se nos ha vuelto muy exigente.

Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes

El fan tiene tanto donde elegir, que su cerebro nunca concede visita a la parte límbica sin pasaporte emocional e inspiracional.

Ahora no tienes escapatoria; expulsa al artista que llevas dentro y siéntete con derecho a conectar con el fan a través de las emociones.

Te espera mejor vida.